sábado, 12 de abril de 2014

MEZCLAR CUADROS CON RAYAS=VACACIONES

Primera impresión
Un reportero de guerra clásico escribe su crónica en medio de un bombardeo. Una bloguera en tiempos de paz debe adaptarse a los sonidos burbujeantes de un gineceo y empastarlos con la bruma arenosa, las palmeras despeluchadas y las teorías de la enana sobre el cruasán con mantequilla y Torres de Malory, el libro que está leyendo. Un libro que yo leía de pequeña y que ha resistido el salto/abismo generacional a base de rediseño y buen trazo de personajes. Su hermana se ha traído uno de Ruiz Zafón, ese señor de éxito que confieso no he leído nunca, y yo atacaré “La Tregua” de Mario Benedetti en un primer asalto.

Pido disculpas por este arrebato costumbrista, pero llegamos anoche con el tiempo justo de cenar y dormir, las tres en el mismo cuarto. Una experiencia gozosa que se repite en vacaciones en este rincón del Sur donde dormimos como marmotas (despertarse a las 8 a.m es un desatino) y lo primero que he visto al abrir los ojos ha sido a mis hijas durmiendo y una mancha azul de fondo con el sol de amanecer convirtiendo la superficie en virutas de acero. Después, los diálogos cotidianos que te sitúan en el epicentro de la familia.

-Mamá, ¿qué vamos a hacer hoy?
-Ni idea, estamos de vacaciones.
-Ya, pero yo me tengo de organizar.
-¿Organizar, para qué?
-Pues para organizarme...

Lo leía yo y ahora mi hija
Comprobaréis que bien podría ser el intercambio de opiniones de dos premios Nóbel. Pero el primer mandamiento de las vacaciones es rebajar la exigencia general. De horarios, de costumbres, atuendo y hasta pensamientos. Somos presente puro y libertad incondicional. Habrá pescado frito, procesiones, carreras por la orilla de la playa y largas siestas.

No se me ocurre un plan mejor ni más trepidante. Arrancamos. 

(-Mamá,me voy a poner estos jeans, con esta camiseta de rayas y esta camisa de cuadros. ¿O cuadros y rayas no pegaban?
-Lo que quieras. Todo pega con todo)


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada