domingo, 21 de diciembre de 2014

HOY ME HE LEVANTADO JULIE ANDREWS

1. Una familia es una unidad solidaria de destino que a veces camina separada. Ayer en la fiesta de mi hija éramos una familia. De padres divorciados, pero familia. Convendría revisar las etiquetas del cariño. (O esas familias de padres juntos que son pura institución, un formalismo, un documento frágil que sale los domingos a la calle y se dispersa con la vista)

2.Mi padre se ha instalado en casa y me lo hace saber. Va dejando periódicos, libros con la esquina de las páginas doblada y colillas aplastadas que fuma a hurtadillas y tira al cubo de la basura. Yo recojo sin protestar. Su paso siempre es efímero y ruidoso (habla muy alto porque oye regular), y recuperar el orden y el silencio a su marcha me encoge un poco la garganta.

3.Hojeo y ojeo el libro "Cosas no aburridas para ser la mar de feliz" (Lunwerg) , que le regalaron ayer A. y M. a mi adolescente. Valiente no significa que no tengas miedo. El amor es como una copa de vino acompañada de un buen queso. Equivocarte es lo más grande que te puede pasar. Atrévete a perderte, son algunos consejos (el último es prácticamente mi modus operandi vital).  No están nada mal. A ella le encantan. Creo que es un libro muy adecuado para regalar a niños y adolescentes, y no esas bobadas de amor y autosuicidio con candados y violines desafinados tan de moda.

4.Hay días en que uno siente un estertor de plenitud. De satistacción militante. Un sarpullido de alegría y un brazo invisible sobre los hombros. Ayer fue uno de esos días. Algunos lo llaman felicidad pero es cursi. Yo lo llamo un día Lou Reed, que suena más alternativo, y me lo pongo a tope porque lo mola todo.

5.Mi ado ayer, abriendo regalos, nos recriminaba a su padre y a mí, abriendo mucho los ojos: "Pero si ya me regalasteis el ordenador...". Luego se recreaba leyendo en voz alta las cartas con dibujos que le habían hecho sus primos pequeños. Me pareció que no hcicimos tan mal, después de todo. Me sentí muy orgullosa de una hija que aprecia lo que importa y es consciente del esfuerzo ajeno.

P.D. Lamento el tono Sonrisas y Lágrimas de este post, pero voy a aplicarme el libro de mi hija sin ediciones insidiosas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada